El líder: motor de la reconstrucción

El liderazgo se presenta como una herramienta, más que nunca, esencial para poder encarar la senda de la recuperación del bache que está causando el Covid-19. Descubre las recomendaciones de Eugenio Palomero, presidente de Itineribus.

Eugenio Palomero, fundador y presidente de Itineribus y profesor del Curso 15×15 y de El ABC de los Superventas, nos ha hablado, en uno de nuestros webinars gratuitos online, de la importancia de la figura del líder en tiempos en los que toca reinventarse, como en el que nos encontramos ahora mismo.

En este post te resumimos los principales mensajes que Eugenio nos ha dejado.

Incertidumbre y volatilidad

La teoría del cisne negro

La teoría del cisne negro o teoría de los sucesos del cisne negro es una metáfora que describe un evento prácticamente improbable, pero posible y que tiene un gran impacto socioeconómico.

Una vez pasado el hecho, se racionaliza por retrospección (haciendo que parezca predecible o explicable, y dando impresión de que se esperaba que ocurriera).

Y eso es lo que nos está pasando en estos momentos con la crisis sanitaria del COVID-19.

El lider motor de la reconstrucción 1

La incertidumbre es algo muy complicado de manejar y afecta a nuestra posición económica, nuestro estatus de vida y nuestra situación personal, pero está ahí y tenemos que aprender a gestionarla, ya que cada día nos van a rodear más cisnes negros.

Ante el coronavirus, reconstrucción

De la noche a la mañana ha entrado en nuestras vidas la vulnerabilidad y cuando nos levantamos lo primero que hacemos es consultar las noticias para conocer las nuevas cifras que nos va dejando el coronavirus.

Hace unas semanas hablábamos de que las empresas lo que necesitaban era transformarse. Ahora mismo, pocas personas estarán pensando en la transformación o en el cambio, sino que piensan en la RECONSTRUCCIÓN para poner de nuevo en marcha las cosas.

Dentro de esta reconstrucción tenemos que dejar de alguna manera el SER para entrar en lo que DEBEMOS SER. Y es aquí donde el líder tiene un papel clave.

Cualidades del líder

Estamos acostumbrados a que nos lleven y ahora, confinados en casa, estamos en un momento de soledad o de shock que nos tumba y la cuestión es ¿cuánto vamos a tardar en levantarnos? Aunque lo más preocupante tal vez sea, ¿en qué condiciones nos vamos a levantar?

Optimismo

Desgraciadamente no todos podremos levantarnos, por lo que lo primero que tenemos que tener en cuenta en este proceso de reconstrucción es que tenemos que tener un mínimo optimismo ante las cosas que vengan.  

Así que, ahora más que nunca, en las cualidades del líder deberíamos poner el optimismo en la posición número 1. Es algo fundamental.

Aparte de ese optimismo ¿qué más tiene que tener un líder en estos momentos? Debe abrir su mente a algo nuevo y, además, en un momento de soledad y de reflexión interior.

Reflexión

Durante los últimos años hemos estado viviendo en lo deseado: ganar cuota de mercado, aumentar beneficios, incrementar la eficiencia, …  Pero ahora mismo hemos abandonado el campo de lo deseado para entrar en el campo de lo absoluto y estrictamente necesario.

En estos momentos el líder tiene que sentarse y pensar en lo que va a necesitar y en lo que es conveniente para todo el mundo. Lo que se requieren son planes con una concreción determinada.

Desaparece lo que no es necesario y nos centramos en lo que tenemos que hacer y es absolutamente necesario.

Para esto necesitamos una fuerza mental y hay muchas cosas que tenemos que eliminar como es el miedo. Debemos liberar la mente de las presiones, de las manipulaciones, los desgastes de estar horas y horas en el despacho para ser nosotros mismos y sacar la fuerza que tenemos dentro.

Palancas que van a poner en marcha la economía

Hay 3 palancas que serán necesarias para poner en marcha de nuevo la economía:

1. La digitalización

Hace poco tiempo dudábamos de si la digitalización iba a entrar en nuestras vidas. Pues ha entrado y en sectores de gran importancia como son la educación, la sanidad, el mundo laboral, y también en la administración pública. ¿Cómo será la sociedad después de esto?

Desde luego, es una palanca que ha llegado para quedarse y que debemos aprovechar.

2. Dar sentido a las colaboraciones

Nos hemos dado cuenta de que el “grupo” es fundamental y que cuando los problemas afectan a todo el mundo, el individualismo no nos lleva a nada.

De repente, los equipos empiezan a funcionar de una manera perfecta o casi perfecta y grupos que no se entendían han empezado a colaborar porque ahora entienden que el sentido grupal nos permitirá llegar más lejos.

3. Motivación del grupo y la automotivación

En una sociedad que está desmotivada y que sólo le mueve el dinero, hoy aparecen otras pequeñas cosas como salir a la calle después de muchas horas de trabajo intenso en el hospital o en el supermercado, y escuchar esos aplausos en los balcones que te llenan de orgullo por hacer lo que estás haciendo.

Pensar en lo que debemos ser

 “Si quieres superar esto, tienes que comerte el agujero de tu donut”

Interesante frase que le dijo un terapeuta a Elton John durante su época más oscura con la droga y el alcohol. Tu donut es lo que has estado haciendo toda tu vida. El agujero del donut es lo que puedes y debes ser.

Durante este confinamiento tenemos un tiempo que antes no teníamos para pensar en lo que debemos ser. A raíz de definir lo que debes ser tú y lo que debes hacer surgirá cómo debe funcionar el resto del equipo. Ellos están esperando a que tú se lo digas.

Este “deber ser” del líder conlleva:

  • Perder el sentido del egoísmo. Olvidar el “YO” y entrar en el “nosotros”.
  • Renunciar al valor en función de la sociedad. Nuestra vida tenía sentido porque era lo que quería el accionista. Y ahora el accionista se ha dado cuenta de que sin sociedad nunca más habrá valor.
  • Crear futuro sacrificando rentabilidad a corto. Durante los últimos años sólo nos hemos fijado en la rentabilidad a corto, cuando seguramente nuestros equipos estén más motivados si además vemos un futuro. Tenemos que poner un horizonte más largo sobre lo que estamos construyendo. Hay que crecer en una línea en la que la gente vea que hay futuro.

Si empezamos a centrarnos en estas cosas comenzaremos a reducir nuestro círculo de preocupaciones. Estábamos en un momento de desgaste mental que nos estaba llevando al abismo.

Ahora entramos en un mundo en el que necesito fuerza mental para poner en marcha ideas en las que cada uno de nosotros creamos.

Cuando alguien cree en algo, lo que crea es auténtico y verdadero y, si se comenten errores, no pasa nada porque entra dentro de lo que yo pensaba que estaba bien. Por tanto, aprenderá.

Aquí entra el concepto de valor positivo que hace que mi círculo de influencia se mueva. La gente sigue al líder porque tiene un carisma determinado o porque sus hechos hacen que le sigan.

Enseñanzas para el mundo que viene

Recomendaciones para el escenario post Covid

Cuestiones a tener en cuenta a partir de ahora:

  • Vamos a entrar en un mundo estructural y no coyuntural.
  • Vamos a necesitar generar una construcción de algo nuevo o desconocido.
  • Tenemos que ser optimistas.
  • Cambiar el SER por el DEBER SER para entrar en nuestro círculo de influencia a través de nuestras ideas.
  • Ser libre. Tener libertad de campo y salirnos de los estereotipos. Será una oportunidad única.
  • Vamos a tener que tener una flexibilidad colectiva. Escuchar lo que nos dicen los demás porque nos dará una solución mucho más completa.
  • Necesitamos comunicar.
  • Tener un propósito y contar lo que le interesa a la gente de una manera realista, ya que la comunicación tiene que generar credibilidad.
  • Orientarnos al logro el cual requiere de una perseverancia. Si llevamos a nuestro equipo siempre al límite, éste desistirá mucho antes de haber alcanzado su límite. Pero si van poco a poco, conseguirán llegar muy lejos sin apenas darse cuenta del esfuerzo que les ha supuesto. Debemos llevar a la gente al logro a corto plazo.
  • Apasionamiento. Hay que crear un estado de ánimo y mantenerlo en el tiempo, algo complicado porque habrá días buenos y malos.
  • Motivación. Tenemos que apasionar a nuestro equipo y mantener su depósito lleno de gasolina. Que las expectativas de la gente estén siempre altas.
  • Autoestima. Es importante sentirnos profundamente orgullosos de lo que estamos haciendo y lo que vamos a hacer. Esto es lo que tiene que movernos todos los días.

Este mes hemos aprendido mucho más que tal vez en los últimos 20 años, pero esto no nos brinda el futuro. El futuro siempre nos sorprende, no podemos tenerlo todo planificado.

Preparar la vuelta al trabajo

Recuerda que tienes la capacidad para cambiar las cosas y para ello, el liderazgo es fundamental. Y de cara a la vuelta al trabajo reflexiona en las siguientes cuestiones:

  1. ¿Qué vas a hacer en la primera semana? ¿Cuál es tu plan?
  2. ¿Qué nuevas acciones vas a poner en marcha?
  3. ¿Qué acciones vas a reforzar porque te has dado cuenta de que son fundamentales?

Si este post te ha resultado de interés, seguramente esta entrada te sea también de utilidad para saber gestionar equipos.

¿Interesado en aprender más sobre liderazgo?

Ya conoces las principales ideas de Eugenio Palomero sobre el liderazgo dentro del contexto de crisis creado por el Covid-19.

Si te interesa ampliar tus conocimientos y aprender a liderar e influir en tu equipo no te pierdas el programa El Arte de Liderar o El ABC de Dirección de Personas.

CTA
Share on telegram
Share on facebook
Share on twitter

No te pierdas nada

Informarte que al dejarnos tu email estás consintiendo expresamente a que EDEM Escuela de empresarios te envíe correos con información sobre el mundo formativo y del emprendimiento (noticias, consejos, formaciones, etc.), así como de los eventos que se realicen en Marina de Empresas. Puedes ejercitar tus derechos a través de dpo@edem.es. También puede reclamar a la Agencia Española de Protección de Datos (www.aepd.es). Para más información sobre el tratamiento y tus derechos accede aquí.