Bulos y fake news: la desinformación en tiempos del COVID-19

Al no estar acostumbrados al aislamiento, el acceso a Internet, a WhatsApp y a las redes sociales se ha convertido en algo esencial para todos nosotros. Nos permiten conectar con todo el mundo pero también desinformarnos. Ojo, son días de bulos y fake news.

Vivimos tiempos extraños. Y nuestro comportamiento a veces es errático por esta sensación de irrealidad que nos invade a muchos. Se calcula que el 86% de los consumidores hemos variado nuestros patrones de compra y comunicación.

Esta pandemia ha marcado un hito. Un antes y un después en nuestras vidas. Puede que solo sea un paréntesis, pero ha trastocado nuestra cosmovisión del mundo, de la economía, el trabajo, el ocio y las relaciones interpersonales para siempre.

Bulos y fake news: la desinformación en tiempos del COVID-19
Informe IPG Mediabrands Spotlight.

El ser humano es maravilloso y tiene una capacidad de adaptabilidad asombrosa. Como animales sociales que somos, hemos cambiado nuestras pautas de comportamiento y de socialización en tres aspectos importantes.

Porque esta pandemia ha puesto en evidencia lo líquida que es la cultura.

Según el informe IPG Mediabrands Spotlight, nuestro comportamiento digital se ha centrado en:

  1. Comunidades digitales.
  2. E-games que ganan jugadores.
  3. El ocio llevado al terreno online.
Bulos y fake news: la desinformación en tiempos del COVID-19
Informe IPG Mediabrands Spotlight

Conectados a toda costa

Seguimos hiperconectados a toda costa. El no estar acostumbrados al aislamiento ha hecho que las conexiones digitales sean más importantes que nunca ya sea a través de whatsapp (que echa humo), redes sociales, quedar con las amigas a la hora del vermú para hablar a través de una pantalla y sentir que importamos.

El juego virtual compartido no deja de crecer y el ocio continúa… dentro de nuestras casas. Pero, como todo, es mejor cuando es compartido.

¿Quién no ha asistido en los últimos días a conciertos en streaming, ha visitado algún museo o ha asistido a un webinar de lo más diverso? Seguimos creando y queremos compartirlo.

“Desde casa, seguimos creando y queremos compartirlo”

El consumo de televisión y digital alcanza cifras históricas. Con las audiencias confinadas en sus casas, el uso de contenido no deja de crecer. Destaca el crecimiento de plataformas de visionado online.

Todas las cadenas crecen, aumenta el consumo en todas las franjas, aumento diario del 65% del consumo de los informativos.

Como muestra, el de TVE llegó a un imposible 87% de share el sábado 21 de marzo. Aparentemente, estamos rodeados de información.

Paradójicamente, con todas las audiencias confinadas en casa, el sector publicitario hace una llamada a que las marcas continúen comunicando e invirtiendo.

crisis coronavirus - campaña Colegio Oficial de Pubicitarios y Relaciones Públicas de la Comunidad Valenciana
Campaña del Colegio Oficial de Publicitarios y RRPP de la CV a la que se han adherido numeros colectivos

Panic Purchase vs. Panic Communication

Si este virus ha desatado lo que se denomina ‘panic puchase’ (compras motivadas por el miedo irracional a lo desconocido) también podríamos hablar de ‘panic communication’.

O la viralización de fakenews o bulos.

Una fake news no es más que un contenido con apariencia pseudoperiodística cuyo único objetivo es desinformar y generar ruido. Con la democratización de acceso a la información, los ciudadanos somos a la vez consumidores y productores de contenidos.

“Una fake news es un contenido con apariencia pseudoperiodística que tiene el objetivo de desinformar”

Hay miles de herramientas de edición de imagen, vídeo y que cobran vida a través del entorno digital. Algunos con tal apariencia de verosimilitud y aspecto profesional que saltan a los medios, propagándose así su viralización.

Esto se ve agravado por el fenómeno de la posverdad: aquella afirmación que apela a emociones, creencias o deseos de las personas en lugar de a hechos objetivos.

Bulos que circulan estos días

En la primera pandemia retransmitida de la historia, con el simple hecho de reenviar un posible bulo, estamos contribuyendo a sembrar la confusión, compartiendo contenidos de dudosa procedencia. ¿Quién no ha recibido alguno de los siguientes mensajes?

  • Las barbas y bigotes favorecen el contagio del COVID-19.
  • Es conveniente dejar los zapatos fuera de casa para evitar el contagio en el hogar.
  • Se desaconseja el uso del ibuprofeno como antiinflamatorio.
  • Tomar limón y hacer gárgaras es una buena forma de prevenir el COVID-19.
  • Personas se hacen pasar por sanitarios para aprovecharse de nuestros mayores a través de una estafa.

¿Por qué compartimos los bulos?

Pero si algunos de ellos no tienen ni pies ni cabeza… ¿por qué los compartimos?

José Carlos León, publicitario, experto en marketing social y autor de El Buen Capitalista, afirma en esta entrevista para Boga: “Quiero creer que quien los comparte lo hace por sentirse útil en su comunidad, convencido de que son ciertos. Esa es una de las principales motivaciones ya estudiadas en el Social Media”.

“Quien comparte bulos quiere sentirse útil en su comunidad, convencido de que son ciertos”

José Carlos León

Y continúa: “Lo que escapa a mi capacidad y conocimientos es entender quién es capaz de inventarlos sin escrúpulos. En el caso de las fake news, siendo un trabajo profesional, podemos hablar sin tapujos de mala fe. Que la gente las comparta es una consecuencia de la pérdida de valor de la información misma a causa de la infoxicación. Y esto siembra incertidumbre y desasosiego”.

Para el divulgador y psicólogo clínico Miguel Ángel Rizaldos, uno de los precursores de la psicología online en España y reconocido como el mejor psicólogo online por Psicología y Mente, mantiene que el hecho de compartir es muy humano.

Recibimos tal aluvión de información que la falta de tiempo para contrastar y la incertidumbre crónica del “por si acaso” nos hacen darle a reenviar.

Pero Rizaldos insiste en tener una exposición justa a la información durante el confinamiento: “Esto es un maratón y es recomendable dosificar la información para no intoxicarnos. Compartir bulos negativos genera indefensión y la indefensión, sentir que hagas lo que hagas estás desarmado, es el primer paso hacia la depresión. Si crees que compartir algo, agrava la situación, no lo hagas”.

“Es recomendable dosificar la información para no intoxicarnos”

Miguel Ángel Rizaldos

Tips para identificar noticias falsas

Así que en estos tiempos en los que el apoyo de la comunidad se ha revelado fundamental, por favor, no contribuyas al caos y a la desinformación.

Antes de reenviar un whatsapp o hacer RT, piensa tan solo en estas cosas:

  • ¿Quién es la fuente? Aunque quien te lo envíe una persona de confianza, para y piensa antes de actuar. ¿De verdad, piensas que tomar agua caliente con limón puede aplacar al virus? Pues eso. No compartas.
  • ¿A quién perjudica el comentario?
  • ¿A quién beneficia?
  • ¿Estás bien informado?

Algunos de estos bulos responden a un activismo político militante y sirven para desacreditar a partidos o líderes políticos concretos por su gestión, instituciones, organizaciones, etc con un objetivo propagandístico claro.

La mayoría de este tipo de fakenews son campañas orquestadas de modo profesional y amplificadas por un ejército de bots que viralizan el efecto contaminante.

En este sentido, muy controvertida fue la campaña de desinformación orquestada en redes, supuestamente por el entorno de Trump, sobre Hillary Clinton que desembocó en el triunfo de las presidenciales del republicano en noviembre de 2016.

Bulos y fake news: la desinformación en tiempos del COVID-19
Informe del Ministerio del Interior sobre fake news y desinformación con motivo del Covid-19.

En nuestro país, el Ministerio del Interior se ha visto obligado a recapitular los bulos más populares en las últimas semanas en un informe elaborado por el Centro de Inteligencia Contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO) para hacer un llamamiento a la calma.

En este sentido, desde EDEM hemos habilitado una serie de formaciones online gratuitas para que puedas enfrentarte mejor al desafío del Covid-19, algunas de ellos sobre comunicación.

Antes de compartir piensa. No contribuyas a sembrar el pánico. El sentido común y la responsabilidad deben ser el mejor filtro.

Contra la posverdad, hechos. Y para comunicar hechos, hay que dejarse informar.

Lee.

CTA
Share on telegram
Share on facebook
Share on twitter

No te pierdas nada

Informarte que al dejarnos tu email estás consintiendo expresamente a que EDEM Escuela de empresarios te envíe correos con información sobre el mundo formativo y del emprendimiento (noticias, consejos, formaciones, etc.), así como de los eventos que se realicen en Marina de Empresas. Puedes ejercitar tus derechos a través de dpo@edem.es. También puede reclamar a la Agencia Española de Protección de Datos (www.aepd.es). Para más información sobre el tratamiento y tus derechos accede aquí.