Principios de las metodologías ágiles

Aprovecha las oportunidades que se abren ante un nuevo entorno de incertidumbre. Así es como hemos aplicado el Agile Management para adaptarnos a este nuevo entorno en BBVA.

Estamos inmersos en una etapa de incertidumbre que genera nuevas oportunidades. Pero para aprovecharlas no vale seguir haciendo las mismas cosas que hacíamos en el pasado. Necesitamos trabajar con un espíritu emprendedor poniendo en el centro al cliente y sus necesidades.

Evolucionar está en tus manos.

Técnicas y habilidades como la adaptación, visión producto, priorización, entrega de valor, entrega continua -iterativa e incremental-, minimizar el desperdicio, transparencia, confianza, liderazgo servicial son elementos que manejaremos y aprenderemos aplicando marcos de trabajo agile.

¿Cómo puede ayudarte el Agile Management?

En los entorno de incertidumbre surgen nuevas oportunidades y aplicar marcos de trabajo agile nos permite gestionar el cambio de una forma eficaz.

Cuando las empiezas a poner en marcha te das cuenta de que realmente hay otra manera de hacer las cosas respecto a como las hacías siempre y da buenos resultados.

En mi compañía, BBVA, podemos afirmar que la transformación Agile nos ha ayudado a pasar de proyectos que tardaban más de un año en implantarse en producción a generar ciclos trimestrales a nivel compañía (e incluso menores a nivel producto) de entrega de valor al cliente de funcionalidades utilizando modelos iterativos e incrementales.

En BBVA hemos pasado de proyectos que tardaban un año en producirse a generar ciclos trimestrales, e incluso menores.

Un ejemplo de esto es el desarrollo de la app de banca móvil BBVA que está en continuo desarrollo de nuevas funcionalidades en producción para ponerlas a disposición de los clientes.

¿Cuáles son los principios de las metodologías ágiles?

1. Foco en las necesidades de los clientes.

El cliente como eje central de la estrategia empresarial en el gran principio de las metodologías ágiles. Y para ello se debe incorporar al cliente en todas las etapas del desarrollo de los productos o servicios.

¿Qué nos implica? Incluir al cliente en todas las fases del desarrollo del producto o servicio, escucharle, preguntar sus necesidades, idear conjuntamente con dicho cliente. Pero no sólo en las fases iniciales, también enseñándole los prototipos, los desarrollos que se van finalizando. Todo para tener su feedback es ir adaptando el producto o servicio a sus necesidades y asegurar el éxito con la entrega.

Tener foco en el cliente es incluirlo en todas las fases, incluso pedirle feedback sobre los prototipos y desarrollos.

La incorporación de diferentes tipologías de seguimiento de la navegación de los clientes por los distintos funnel, ver los puntos de abandono, test A-B nos ayuda a conocer el comportamiento real del cliente y adaptarnos y mejorar de forma continua.

Por ejemplo, ante la nueva incorporación de un nuevo producto en la app de BBVA que requiere contratación es imprescindible conocer el comportamiento del cliente y en qué punto abandona el funnel para poder mejorarlo.

App de BBVA

2. Adaptación al cambio y priorización continua.

Uno de los principios de las metodologías ágiles es la adaptación frente a la incertidumbre, que es un elemento con el que tenemos que convivir irremediablemente.

Hay que ver dicha incertidumbre como una oportunidad que permitirá a las compañías que mejor la gestionen y manejen tener una ventaja competitiva.

Agile nos permite gestionar de forma natural el cambio. Y todo ellos basado en una priorización continua y constante.

En BBVA hay un modelo de priorización a nivel organización que de forma trimestral los proyectos compiten por los presupuestos, de tal manera que se priorizan en función de diversos factores, entre los que se encuentra la entrega de valor del proyecto. Los proyectos menos prioritarios se quedarán sin presupuesto (ya que es limitado).

3. Foco en la entrega de valor.

El cliente lo que espera y por lo que está dispuesto a pagar es por productos o servicios que le aporten valor. Agile incluye dentro de sus principios y valores la entrega continua y constante de valor.

A través del feedback del cliente y de la priorización se enfoca en la entrega de valor a los clientes.

La app y la web de BBVA han ido evolucionando continuamente con el objetivo de entregar aquello que necesita el cliente. Por ejemplo, la funcionalidad “Sácale partido a tu app” se desarrolló en pleno confinamiento para permitir a clientes que empezaban a utilizar la app por primera vez (y que nunca se lo habían planteado) conocer de una forma simple y guiada las posibilidades que te da.

Principios de las metodologías ágiles
Funcionalidad ‘Sácale partido a tu app’ de BBVA

4. Aprendizaje continuo.

El cuarto y último de los principios de las metodologías ágiles es la “mejora continua”, la búsqueda constante de la excelencia. Para lograrlo se basa en el aprendizaje continuo, no hay aprendizaje si en el ADN no hay tolerancia al error.

Todo este modelo implica un cambio cultural profundo entre los miembros del equipo, de la organización, basado en la colaboración, transparencia y confianza.

En BBVA tenemos un modelo de madurez agile de equipos que continuamente reta a seguir mejorando como equipo generando acciones de mejora continua para conseguir la excelencia.

Convierte retos en oportunidades.

Hasta aquí los cuatro principios de las metodologías ágiles y cómo me han ayudado estas skills para gestionar el desarrollo de producto y servicios en mi día a día. Si bien, no es suficiente con conocerlas, sino que todo el equipo al completo necesita estas habilidades y muchas otras por descubrir.

Nos encontramos ante grandes retos, y estos retos hay que transformarlos en grandes OPORTUNIDADES, para lo que Agile nos proporciona herramientas muy útiles. El resto está en nosotros.

¿Eres de los que siempre quieres estar a la vanguardia y convertir retos en oportunidades?

En EDEM puedes hacerlo en tan sólo 6 semanas con el curso Curso Agile Management y prepararte para ser  “agente del cambio” bajo la práctica los conceptos agile y los principales marcos de trabajo que existen en el ecosistema.

Agile es una forma de trabajar en equipo. Por eso, como no podía ser de otra manera, en el curso trabajaremos las prácticas en equipo, donde podrás compartir aprendizajes y experiencias con personas de otras empresas, emprendedores, estudiantes con gran iniciativa. Un modelo que te permitirá explorar y compartir una visión emprendedora alineada a los marcos de trabajo agile. 

Además, si completas el curso podrás obtener una reconocida certificación que te habilitará como agente del cambio agile.

Date una oportunidad con agile.

Share on telegram
Share on facebook
Share on twitter

No te pierdas nada

Informarte que al dejarnos tu email estás consintiendo expresamente a que EDEM Escuela de empresarios te envíe correos con información sobre el mundo formativo y del emprendimiento (noticias, consejos, formaciones, etc.), así como de los eventos que se realicen en Marina de Empresas. Puedes ejercitar tus derechos a través de dpo@edem.es. También puede reclamar a la Agencia Española de Protección de Datos (www.aepd.es). Para más información sobre el tratamiento y tus derechos accede aquí.