×

Consejos de jóvenes emprendedores para triunfar con un negocio

Conoce las experiencias de jóvenes emprendedores de EDEM que montaron su propio negocio y que fueron impulsados por Lanzadera

Contenido

No han cumplido los 30 años, pero todos tienen mucho que contar sobre el mundo del emprendimiento. Vamos a conocer la historia de jóvenes emprendedores que, tras estudiar en EDEM, se atrevieron a escuchar a su instinto y pusieron en marcha un negocio de la mano de la aceleradora Lanzadera.

Han descartado ideas, han pivotado en sus proyectos y han cometido grandes errores, pero también han conseguido esperanzadores éxitos. Su bagaje, ya terminados sus estudios y con su startup en marcha, es suficiente para tener una visión clara sobre las dificultades y las complejidades que rodean al proceso de crear una empresa.

Estos jóvenes emprendedores han descartado ideas, han pivotado, se han equivocado y también han conseguido éxitos

Es por ello por lo que recibieron formación en EDEM y fueron impulsados porteriormente por Lanzadera para montar su propio negocio.

Unos facturan cientos de miles de euros y otros algunos menos, pero todos tienen claro qué recomendaciones trasladar a los jóvenes emprendedores que están valorando dar el gran paso.

Estas son sus recomendaciones a la hora de montar una empresa:

Emilio Peña, CEO de Flamingueo

Flamingueo es una marca que diseña y fabrica productos de tendencia para potenciar tu contenido. Tiene puntos de venta físicos propios y online: tanto su propia tienda online como stores en Amazon y Aliexpress.

Como dice su lema “We empower fun and photos” los productos de Flamingueo generan momentos de diversión ideales para hacerse fotos para redes sociales. De esta forma, sus clientes se convierten en micro influencers.

1. Empieza cuanto antes 

Tras mi experiencia como alumno y emprendedor de EDEM, animo a todos los estudiantes a empezar un proyecto durante su carrera. Es la mejor forma de aplicar la teoría en un entorno “de poco riesgo”.

No hace falta acabar la carrera ni darle vueltas de más a una idea. Si has visto que la idea te parece buena, ejecútala y la respuesta de los primeros clientes te hará moldearla. Puede que sea para mejorarla o simplemente para darte cuenta de que no era tan buena.

2. Júntate con gente que te complemente 

Crea un equipo con estudiantes de otras disciplinas: diseño, programación, producto… que ellos se encarguen de las tareas de tu proyecto que no controlas.

3. Prepárate para trabajar mucho 

Emprender es una tarea que requiere mucha dedicación, debes estar dispuesto a renunciar a salidas con amigos, cenas y otros planes. Eso sí, la recompensa es enorme.

Cayetano Belso, CEO de Koroko 

Cayetano ha creado Koroko, la a primera marca de huevos de sabores del mercado que vende ya en más de 100 establecimientos.

La empresa ha inventado huevos con sabor a jamón, queso azul o ajo, entre otros gracias a su innovador sistema que aprovecha la porosidad de la cáscara de los huevos.

1. ¡Arriésgate!

No te quedes con la duda de saber qué hubiese pasado si hubieras perseguido tu sueño y te hubieras empeñado en crear tu empresa.

Si algo he aprendido es que no todos los consejos valen para todo, ya que cada sector es un mundo y tú mismo eres quien debe averiguar qué negocio montar, cuál es el que más te motiva.

Es por ello que desde mi experiencia te diría:

2. Sólo tú eres quien decide

Debes escuchar las opiniones de todo el mundo porque de todos tienes algo que aprender, pero solo tú debes decidir si algo le aporta a tu cliente, ya que eres quien mejor conoce tu negocio.

3. Cuestiónalo todo

Pregúntate constantemente el porqué de las cosas, no todo está inventado y siempre se puede mejorar.

4. No seas conformista

¡Las cosas cuestan mucho pero la satisfacción por el trabajo bien hecho lo vale!

5. Rodéate de gente que te haga crecer

Si intentas hacerlo todo tú no llegarás muy lejos,  busca compañeros que te complementen y te ayuden a recorrer el camino.

Victoria Falomir, cofundadora de Boonper

Boonper es una marca de mocasines de lujo hechos artesanalmente en España, con pieles 100% naturales y materiales de la más alta calidad.

1. Toma las decisiones de la empresa en función de las necesidades del cliente

Boonper empezó con una colección de apenas 200 pares de zapatos. Gracias a ello pudimos saber si el cliente estaba dispuesto a comprar nuestro producto y aprendimos lo que realmente quería, pero siempre teníamos una perspectiva de futuro mucho mayor. 

2. Empieza en pequeña escala pero piensa en grande 

Ponte siempre en el lugar del cliente para tomar las decisiones, así disminuyes las probabilidades de cometer errores.

3. Márcate unos objetivos

Tenemos ambición pero siempre con los pies en la tierra. Es muy importante marcarse unos objetivos claros que alcanzar y ponerse un plazo de tiempo para cumplirlo.

4. Rodéate de gente buena

Crea un equipo donde se complementen los unos con los otros y donde haya un buen ambiente de trabajo

Boonper lo fundamos dos compañeros de EDEM. Pablo (cofundador) y yo somos dos personas muy distintas, pero sabemos escuchar las ideas y las propuestas de cada uno. 

Eso hace que veamos distintas perspectivas de un mismo asunto.

5. Fórmate y aprende del sector en el que te mueves 

Nosotros tuvimos que aprender todos los procesos de producción del calzado.

Nos ayudó mucho conocer el trabajo que realizan los artesanos en la confección del zapato para poder valorar nuestro producto y así conseguir venderlo de la mejor forma posible.

Eduardo Aguilar, CEO de Sea Saffron

Sea Saffron es la primera Agencia de Viajes Gastronómicos del Mediterráneo. Combina visitas guiadas por las principales atracciones turísticas de Valencia con experiencias gastronómicas únicas. Su objetivo es transmitir nuestra cultura a través de la gastronomía valenciana.

1. La importancia de la especialización

Ser emprendedor es una experiencia apasionante. Las empresas nacen con mucha ilusión y aunque son una fuente de alegría, también suponen muchos quebraderos de cabeza.

Bajo nuestro punto de vista, es fundamental aspirar a ser el mejor en tu mercado. Nuestro consejo siempre es centrarse en ofrecer la mejor solución o el mejor servicio para cubrir unas necesidades específicas del cliente.

2. Identifica al cliente

Cuanto mejor puedas identificar al cliente, mejor podrás ajustar tu oferta a sus necesidades reales.

La rapidez en la toma de decisiones es fundamental.

Es necesaria para aprender de manera ágil y poder implementar mejoras. En muchas ocasiones, será necesario ejecutar rápido para generar agilidad en el equipo. 

3. Aprende de los errores

No tener miedo a corregirlos es clave en las primeras etapas de la empresa. Equivocarse forma parte de la experiencia emprendedora y te hará crecer.

4. Trabaja en equipo

Debido al esfuerzo y dedicación que supone lanzar una empresa, es necesario tener pasión, de lo contrario no podemos asegurar el largo plazo del proyecto. Es difícil emprender sin tener pasión por lo que haces y eso es algo que ha de compartir todo el equipo.

Lucía Mompó, CEO de Malferida

Malferida es el refresco de cola valenciano. Está hecho con ingredientes naturales y no contiene azúcar. Homenajea a la historia de Aielo de Malferit.

1. Afianza tus clientes

Cuando tengas afianzados a los primeros clientes, será más sencillo abordar otros nuevos.

2. Que no te asuste el tamaño de tus competidores

Probablemente haya un nicho de mercado con una necesidad por cubrir. Centra todos tus esfuerzos de comunicación en ese nicho, realza tu valor añadido y diferénciate siendo el mejor en lo que haces.

Alejandro Albiach, CEO de Okywatch

Okywatch es un wearable phone con GPS para niños de 8 a 11 años. Ofrece una solución tecnológica que cubra las necesidades observadas tanto por parte de los padres, como por parte de los niños, en términos de comunicación, seguridad, entretenimiento y potenciación de buenos hábitos.

1. Emprende sin dinero

No necesitas dinero para empezar, solo clientes que confíen en tu producto. 

Deja de poner la excusa del dinero y ponte a pensar en ofrecer una solución a una necesidad real.

Ojo, no todos los clientes son buenos al principio, desecha aquellos que no están dispuestos a soportar tu estado inicial y quédate con aquellos que comprenden que eres una startup.

No todos los clientes son buenos al principio

2. Empieza con un MVP (producto viable mínimo)

Empieza por un MVP similar a lo que quieres crear y dale forma adaptándolo a lo que realmente aporta valor a tu cliente.

Tírate a la piscina tan pronto como seas capaz de hacerlo: tu cliente potencial tiene ganas de decirte qué es lo que quiere. ¡Ojo!, en muchas ocasiones no te lo dice educadamente.

3. Mira qué hace la competencia

Fíjate en que hacen las empresas del sector. Probablemente estén haciendo lo mismo de forma objetiva y copia aquello que haga bien

Por muy buena y original que parezca tu idea, el mundo es muy grande y es muy fácil que haya alguien que lo esté haciendo ya.

Por muy buena y original que parezca una idea, es muy fácil que alguien la esté aplicando ya

Búscalo y copia todo aquello que le esté funcionando. Si no hay nadie haciéndolo, y es algo muy innovador, prepara un montón de dinero para darlo a conocer o busca otra necesidad que cubrir.

4. Invierte en marketing (SEM) para hacer visible tu negocio 

He visto a muchos proyectos dejar Lanzadera porque no querían gastar dinero en marketing y se empeñaban en crecer a través del SEO o a través de amigos y familiares. 

Atrévete a invertir un poquito para conocer mejor a tus clientes

Mi recomendación es que para segmentar y conocer a tus clientes potenciales tienes que invertir cierta cantidad de dinero en hacer visible tu solución. Si esta aporta valor a alguien, lo sabrás.

Recuerda que quieres crear una empresa para la sociedad y no únicamente para tus amigos y familiares, que seguramente te dirán que es muy buena la idea, pero que aún no te habrán dado ni un euro por ella. 

Con respecto a la estrategia de SEO, está muy bien tenerla en cuenta en cada acción que hagas, pero funcionará en el largo plazo. Si eres una startup, cuando vaya a tener repercusión tu estrategia de SEO, es posible que hayas muerto ya (empresarialmente hablando).

5. Nadie va a hacer más que tú por tu negocio

Haz que las cosas ocurran. Si piensas que alguien va a venir a crearte el negocio o que será fácil, ¡búscate un trabajo!

CTA
Share on telegram
Share on facebook
Share on twitter

No te pierdas nada

Informarte que al dejarnos tu email estás consintiendo expresamente a que EDEM Escuela de empresarios te envíe correos con información sobre el mundo formativo y del emprendimiento (noticias, consejos, formaciones, etc.), así como de los eventos que se realicen en Marina de Empresas. Puedes ejercitar tus derechos a través de dpo@edem.es. También puede reclamar a la Agencia Española de Protección de Datos (www.aepd.es). Para más información sobre el tratamiento y tus derechos accede aquí.