×

Tu empresa está en peligro de extinción

Las empresas son un ecosistema social, donde se producen periodos de evolución dentro de un equilibrio, junto con periodos de revolución y desaparición de empresas hasta llegar a un nuevo punto de equilibrio. Victor Peris de Indaws analiza esta transformación.

Contenido

No van las cosas mal en tu empresa, tienes clientes fieles, sigues vendiendo aunque tu crecimiento es lento, los pedidos te llegan, ¿Para qué cambiar? ¡Para sobrevivir! Te intentamos explicar porqué.

La evolución de las especies postulada por Charles Dawin en 1859, es la teoría comúnmente aceptada para explicar el éxito de unas especies respecto a otras. La selección natural se basa en cambios incrementales que mejoran la supervivencia de dicha especie adaptándola al medio.

Durante momentos en la historia han existido cambios dramáticos en la tasa de supervivencia de las especies.

Hasta el 96% de las especies han desaparecido en periodos de destrucción.

Nuevos sistemas de supervivencia han tenido que ser desarrollados por la biología de manera acelerada ante cambios bruscos en el entorno. Únicamente las especies con dichos cambios consiguieron adaptarse a la revolución y sobrevivir.

Tras un periodo de destrucción masivo siempre se alcanzó un nuevo equilibrio y la vida volvió a triunfar hasta la llegada de otro momento crítico.


Fuente: Digital Transformation, Survive and thrive in the era of Mass extinction

¿Qué tiene que ver la evolución de las especies?

Consideramos que las empresas son un ecosistema social, donde se producen periodos de evolución dentro de un equilibrio, junto con periodos de revolución y desaparición de empresas hasta llegar a un nuevo punto de equilibrio.

La empresa es un ecossitema social con periodos de evolución, revolución y desaparición.

Igualmente que hemos tenido varios periodos de extinción masiva de especies podemos encontrar también situaciones similares en el contexto empresarial.

Estos periodos los podemos concretar en 4 revoluciones industriales:

Revolución Industrial 1.0

Empezó en 1785, y transformó la sociedad gracias a las posibilidades de mecanización introducidas por la máquina de vapor.

Revolución Industrial 2.0

Se fecha su comienzo en 1870, gracias al uso de nuevas energías cómo la electricidad, y el petróleo que posibilitaron la producción en masa, las líneas de montaje, y la aparición de nuevas industrias.

Respecto a las telecomunicaciones, apareció el telégrafo y el télefono, y en el transporte el automóvil y el avión. Sin duda, la revolución industrial 2.0 cambió el mundo.

Revolución Industrial 3.0

Da comienzo en 1969, con la aparición de la electrónica, los ordenadores y comunicaciones avanzadas como el e-mail e internet. Por el lado de la energía aparece la energía nuclear.

Todos estos avances permiten hitos tan increíbles como la exploración espacial o la biotecnología. En los procesos industriales aparecen la robotización y automatización.

Revolución Industrial 4.0

Actualmente se están produciendo una serie de avances que tienen el potencial de cambiar la realidad tanto como lo hicieron las anteriores revoluciones.

Hablamos de avances tales cómo, la inteligencia artificial, Internet de las cosas, realidad aumentada, realidad virtual, big data, sensores avanzados, impresión 3D, transporte autónomo, movilidad eléctrica, y sobre todo, la interacción de todos ellos.

¿Cómo ha afectado la revolución tecnológica?

Analizando los componentes sectoriales del S&P500 en 1990 y en 2020 podríamos cuantificar cómo la adopción masiva del PC e Internet, han afectado al éxito de las empresas dependiendo de su sector.

Gráfico
Gráfico

La composición sectorial del S&P 500 entre 1990 y 2020 ha cambiado ostensiblemente. Si utilizamos el S&P 500 como un proxy de las empresas de mayor tamaño mundial observamos que la Tecnología y Servicios de Comunicación, sectores donde más han afectado los cambios tecnológicos, han pasado de representar un 15% conjunto a más de un 40%.

Los sectores tech han pasado del 15% al 40%.

Este crecimiento se ha producido en detrimento de industrias más tradicionales y menos innovadoras como pueden ser: Energía (13% 1990, 2% 2020), Consumo Básico (14% 1990, 7% 2020), Industria (14% 1990, 8% 2020) y Materiales (7% 1990, 2% 2020).

Queda claro que la revolución tecnológica ha afectado al éxito de las empresas dependiendo de su sector.

El cambio, como podemos observar en el siguiente vídeo, no es lineal sino abrupto. Esto concuerda con el modelo disruptivo de la evolución de las especies, y nos hace pensar en que podemos explicar la supervivencia de las empresas y el éxito de éstas de manera similar.

¿Qué nos depara el futuro?

La destrucción creativa continuará en el futuro, se espera que nuevas empresas de sectores de alto crecimiento pasen a formar parte del S&P 500 en los próximos años y que la vida media de la empresas en el S&P500 continue la trayectoria descendente iniciada hace unos años.

El impacto de la pandemia todavía queda por determinar, pero sin duda ha acelerado cambios que empezaban a vislumbrarse antes del estallido de ésta.

A largo plazo la revolución digital ya ha cambiado el panorama empresarial.

Fuente: 2021 Corporate Longevity Forecast Innosight (Edición propia)

La aplicación de nuevas tecnologías a sectores existentes en el futuro próximo va a generar una nueva ola de innovación que rediseñará el horizonte empresarial.

Podemos destacar 3 sectores disruptivos a corto plazo:

  • Ventas y entretenimiento
  • Salud digital
  • Movilidad eléctrica

Los cambios posibles a largo plazo escapan a nuestra imaginación y al objeto del artículo, tan sólo imagina las posibilidades cuando combinas ideas como:  Internet de las cosas, big data, edición genómica, machine learning, impresión 3D, blockchain, Inteligencia Artificial, sensores avanzados, conducción autónoma etc.

Está por llegar una transformación económica y social similar a la primera revolución industrial.

Ventas y entretenimiento

Las ventas al por menor y los medios de comunicación siempre han estado relacionados. Antes de la pandemia, las ventas online ya eran una realidad que hizo que varios grandes retailers físicos desapareciesen, como por ejemplo Toys R Us. Esta tendencia se ha acelerado con la pandemia, y los que sobreviven lo hacen en una posición competitiva muy desfavorable, pensemos en el Corte Inglés, Macy’s etc.

Por otro lado, Amazon sigue creciendo y presentando resultados impresionantes cada trimestre. Amazon Prime ya tiene más de 75 millones de suscriptores en USA, siendo pionero en la idea de envío gratis + entretenimiento gratuito.

ETSY ha multiplicado varias veces el precio de su acción, y los retailers tradicionales están encontrando su tabla de salvación en el canal online.

Target ha lanzado su estrategia de ventas-entretenimiento con un documental en HULU, y operadoras telefónicas tradicionales ofrecen paquetes de datos que incluyen entretenimiento gratuito para captar clientes.

Consideramos que esta tendencia híbrida de ventas al por menor ligadas al entretenimiento seguirá en los próximos años y cambiará la situación del comercio minorista.

Gracias a las mejoras logísticas, de sensores , inteligencia artificial y robótica permitirán entregas en minutos por drones y robots.

Salud Digital

El COVID-19 ha cambiado el sector salud para siempre. Se ha comprobado la fragilidad de las cadenas de suministro, y la imposibilidad de escalar la capacidad en momentos de necesidad. El cambio a la atención digital, ya sea vía telefónica o videoconferencia forzada por la pandemia ha llegado para quedarse y numerosos negocios florecerán en esta tendencia.

Las grandes empresas de salud se enfrentarán a las tecnológicas para liderar este segmento, Amazon, Google, Walmart o Philips pelean por crear las soluciones más atractivas.

Sensores que midan todo tipo de datos médicos y que monitoreen tu estado de salud están a la vuelta de la esquina. En caso de obtener datos de estos sensores que indiquen riesgo para tu salud tu propio smartphone podrá contactar con servicios de emergencia ahorrando segundos preciosos para proteger tu vida. Operaciones a miles de kilómetros de distancia conducidas por el mayor experto mundial en el campo o análisis de radiografías por inteligencia artificial son sueños a punto de convertirse en realidad.

Tal es el atractivo del sector, que la histórica Philips se ha propuesto convertirse a medio plazo en una empresa de salud digital.

Movilidad eléctrica y energías renovables

Hasta ahora el cambio climático no ha sido un factor determinante en el desempeño de las empresas, sin embargo los planes gubernamentales para limitar las emisiones y la concienciación social crearán grandes empresas relacionadas con la electrificación de la sociedad y las energías renovables.

La histórica relación entre las empresas de energía tradicional, petroleras y gasistas, y la movilidad está sufriendo un reto mayúsculo. Se espera que para 2030 el 50% de los vehículos sean eléctricos y que una proporción considerable de éstos estén propulsados por energías limpias y renovables.

Volkswagen, Volvo o GM ya han anunciado que eliminarán los vehículos de combustión interna en los próximos 10-15 años. El fundamento de la movilidad se desplaza de construir automóviles a transportar personas en automóviles eléctricos con sensores e inteligencia artificial suficiente para hacerlo de manera autónoma.

Todo un sector auxiliar para esta nueva movilidad ha de ser creado, siendo una de las oportunidades de mayor calado en la actualidad.

Ya sabes, no seas un dinosaurio

Se espera un entorno competitivo altamente cambiante en los próximos años, en nuestra mano está aprovechar las oportunidades o dejar que otros las aprovechen.

La figura del líder y una cultura empresarial abierta a la innovación pasan a ser claves.

Los dinosaurios digitales que no sean flexibles e innovadores serán extinguidos.

La apertura al cambio, educación y talento cambiará la vida de países, empresas y personas en la próxima década. No conocemos las respuestas, pero sí algunas preguntas que todos los emprendedores deberíamos hacernos para sobrevivir.

  • ¿Cómo aprovecho las oportunidades de la transformación digital?
  • ¿Quiénes serán mis clientes en el futuro y qué quieren?
  • ¿Qué potenciales competidores disruptivos puedo tener en el futuro?
  • ¿Pueden entrantes de otras industrias hacerlo mejor que yo?
  • ¿Qué habilidades y talento debo atraer en este nuevo entorno?

Cómo de bien respondamos a esas preguntas y actuemos en consecuencia determinará las probabilidades de éxito de nuestro negocio.

CTA
Share on telegram
Share on facebook
Share on twitter

No te pierdas nada

Informarte que al dejarnos tu email estás consintiendo expresamente a que EDEM Escuela de empresarios te envíe correos con información sobre el mundo formativo y del emprendimiento (noticias, consejos, formaciones, etc.), así como de los eventos que se realicen en Marina de Empresas. Puedes ejercitar tus derechos a través de dpo@edem.es. También puede reclamar a la Agencia Española de Protección de Datos (www.aepd.es). Para más información sobre el tratamiento y tus derechos accede aquí.