Marc Vidal: “La única actitud que puedes tener es la del aprendizaje continuo”

En la entrevista, el conferenciante y divulgador, de visita en EDEM, analiza e intenta arrojar luz a cuestiones como la formación, el mercado laboral o la situación económica.

Contenido

Marc Vidal, analista, consultor y reconocido divulgador económico en diversos programas de televisión, es una de las principales voces españolas en el área de la transformación digital.

Autor de varios bestsellers y Top 100 Forbes #influencers 2020, Marc Vidal visitó EDEM el pasado 15 de octubre para impartir a la Triple A, la Asociación de Antiguos Alumnos de EDEM, la jornada formativa “¿Llegas a tiempo al futuro?”.

Antes de la ponencia, nos dedicó unos minutos para trasladarnos en una entrevista sus opiniones sobre diversos aspectos como la formación, las carreras profesionales, la transformación digital, la empresa o la macroeconomía.

¿Cómo ves el futuro del mercado laboral? ¿Qué nuevas profesiones van a surgir?

Mira, voy a contestar con una historia personal que viví hace unos meses. Una mujer de 42 años se acercó tras una conferencia y me dijo que estaba preocupada por su futuro laboral porque tenía clarísimo que iba a perder su puesto de trabajo en los próximos años. “¿Cómo me reciclo?”, me preguntaba. “¿A ti qué te gusta hacer?”, le respondí. Me dijo que le encantaba jugar a los videojuegos con su hijo.

Marc Vidal

Le animé a apuntarse a un curso de conducción de drones y la mujer se puso muy contenta. “¿Así tendré un trabajo seguro?”, añadió. Y le dije que no. Nada es seguro en la vida, lo más probable es que dentro de 15 años los drones ya no los conduzca nadie. Que vayan solos y estén programados de forma que puedan ir de un lugar a otro sin que intervenga ningún conductor. “Entonces, ¿por qué me pides que estudie drones?”, me preguntó extrañada.

Aquí la clave no está en que vas a tener que ir cambiando de profesión, está en que tendrás que estar en beta constante. O sea, el futuro del empleo no sabemos cuál va a ser, se va a estrechar en muchos ámbitos y se va a modificar en otros. Pero lo que está claro es que la única actitud que tú puedes tener sobre eso que viene ahora es la de estar en aprendizaje continuo.

Antiguamente se trabajaba de lo mismo y en la misma empresa toda la vida. Luego se empezó a trabajar en diferentes empresas, pero en lo mismo; y ahora se trabaja en diferentes empresas y de diferentes cosas durante toda la vida.

“Las personas trabajarán en diferentes empresas y distintos puestos a lo largo de su carrera profesional”

¿Qué habilidades y competencias crees que ayudan a tener una carrera laboral exitosa?

Va a quedar bastante difuminado el concepto de la dirección tal y como lo entendemos ahora. Los equipos y las empresas van a ser mucho más horizontales, seguramente porque serán complementarias las funciones de cada uno en el conjunto y no verticalmente. Se van a socializar de alguna manera en las competencias.

Pero la pregunta es: ¿qué vas a hacer cuando un sistema experto, una inteligencia artificial o un robot haga lo que tú estás haciendo o vas a hacer inmediatamente? Cuando esa tecnología se ponga a tu lado y haga lo que tú haces, ¿tú qué vas a hacer? Pues la respuesta son las habilidades que tienes que desarrollar. No te entrenes para lo que es capaz de hacer esa máquina. Lo hará mejor que tú siempre. Y es más, no solo lo hará mejor, sino que no parará nunca, no se equivocará, no hará huelgas y los domingos trabajará.

Entonces, como eso no lo vas a poder superar, no te entrenes en eso, entrena en otras cosas, entrena en aquello que seguramente ninguna máquina pueda sustituir. Es decir, todo lo que no sea automatizable tendrá un valor incalculable en el futuro inmediato, con lo cual esa es la clave de las habilidades a desarrollar. Sin duda alguna, además, entre esas habilidades están solo las que nos hacen humanos, no las que nos hacen máquinas.

“Fórmate en aquello que no sea automatizable”

Marc Vidal, Pedro Ortiz

Las empresas demandan cada vez más “perfiles digitales”. ¿Hasta qué punto lo digital va a ser el día a día de todo trabajador?

Es que ya no va a haber otra cosa. Como en todo en la vida, habrá excepciones, pero en el futuro inmediato es imposible el plantearse cualquier puesto laboral en el que no se tenga contacto con algún elemento tecnológico.

El caso típico es el de un camarero. Los camareros hasta hace cuatro días pedían comandas, las asignaban y las servían. Ahora un camarero puede ser alguien que tenga más tiempo para trasladar conocimientos sobre lo que se va a consumir en ese bar, pero la comanda la va a tomar digitalmente porque será más eficiente. Esos datos que generan las comandas son utilizables después por alguien en ese bar para generar un producto más interesante a sus clientes.

Cosas que a veces parecen insignificantes en ese proceso acaban siendo relevantes en su conjunto y cualquier profesión tiene contacto con la tecnología. Ya no hay nadie que no tenga contacto con la tecnología. La tienen más profunda o menos, más detallada o menos, pero la tienen. La economía no se distingue ya entre economía tradicional o analógica y economía digital. Hay una economía que es digital y que a veces la vendemos analógicamente.

Marc Vidal

“Cualquier puesto laboral tiene contacto con algún elemento tecnológico”

¿Qué sectores económicos ves más al alza?

No hay sectores vencedores ni vencidos en el futuro inmediato, lo que va a haber son modelos de negocio de éxito y modelos de negocio que irán sucumbiendo. De hecho, lo que hemos vivido en los últimos 18 meses con el Covid ha sido un detonante que ha acelerado tendencias que tenían que ver con la sustitución de muchos modelos de negocio y de muchos procesos que se hacían de una manera ineficiente.

Está claro que los negocios del futuro que no sean sostenibles, que no sean capaces de demostrar que son empresas responsables y que miran por el medio ambiente, no venderán. En el punto de salida de la crisis Covid tenemos la figura de una K. Las que crezcan (palito en diagonal hacia arriba) serán las empresas que, independientemente de si son tecnológicas, estén incorporando tecnología y las que se hundan (diagonal hacia abajo) serán las empresas que, independientemente de si son tecnológicas, no consigan ser eficientes con esa tecnología.

Nos vamos a encontrar cadenas hoteleras muy eficientes tecnológicamente -turismo, sector que todo el mundo ha dicho que irá muy mal- que van a ir muy bien y empresas que pueden ser de telecomunicaciones pero que son tremendamente ineficientes (en sus procesos, en su contacto con el cliente…) que pueden quedar abajo por muy tecnológica que sea. Esa es la situación de la economía en los próximos meses.

Marc Vidal

La economía está en un momento convulso de forma global: inflación, problemas energéticos…

A nivel económico mundial nadie sabía como salir. La última experiencia similar es de 1918 y no se puede comparar el mundo de entonces con el actual. Han pasado algunas cosas similares como cuando empiezan a subir las materias primas, que acaba afectando a toda la toda de circuito de precios. Es decir, llega la inflación. Pero la productividad no ha mejorado. Todavía hay empresas que tienen a todos sus empleados en ERTE.

España concretamente podría pasarlo peor por una teoría económica, la estanflación. Es un término que se se acuñó en Reino Unido y que originalmente habla de estancamiento del empleo, no de la economía. Es decir, no se genera empleo y a la vez es los precios suben mucho.

“España puede acabar en estanflación; con estancamiento del empleo e inflación”

Realmente el problema no están que en que no crezca la economía. La economía puede crecer al 6%. Sin embargo, no vamos a crear empleo cuando en España habitualmente se creaba empleo con crecimientos de la economía superiores al 2%. Si se crece al 6% y no se genera empleo, hay un problema estructural. El crecimiento no es real.

¿Qué soluciones económicas ves para España?

Anteriormente al año 2019 España ya no iba bien, por lo que no es el escenario ideal al que volver. Tenemos un problema estructural de paro juvenil que vamos a pagar caro. Eso es a largo plazo. Le llamo la generación estafada porque les dijimos que si se preparaban bien, si estudiaban, si se esforzaban, podrían prosperar en esta vida. Y han salido de una crisis y se han metido en otra, son una generación sandwich. Da igual lo que estudien y cómo lo hagan.

Para eso se supone que aparecen los fondos europeos Next Generation, para abordar una reconversión hacia un nuevo modelo de crecimiento. Pero miras los presupuestos, y el uso que se hace de los Next Generation es realmente preocupante, se han planteado únicamente para tapar los problemas creados durante la crisis sanitaria.

Marc Vidal, Pedro Ortiz

Ahora en España hay urgencia por crear fábricas de baterías. Para la fabricación de vehículos eléctricos se precisa una décima parte de los trabajadores de una fábrica de vehículos de combustión. Si tú eres el segundo exportador más importante de Europa de vehículos de combustión y sabes que vas a tener fabricar coches eléctricos, esos coches eléctricos dejarán en la calle al 90% de las personas que trabajan ahora, casi dos millones de personas.

Si no montas las fábricas de baterías cerca, no vas a poder tener esas fábricas de coches eléctricos y resulta que las fábricas de baterías son muy intensivas en lo laboral. Es decir, pueden colocar a casi todos los trabajadores que van a echar del otro lado. Hasta ahí bien, el planteamiento es bueno, ¿pero el Gobierno ya se ha planteado cómo los trabajadores de las industria automovilística tradicional podrán pasar de un sitio a otro?

“El vehículo eléctrico puede hacer perder el trabajo a casi 2 millones de españoles”

¿Qué le dirías a un joven de 17 años que no tuviera claro qué estudiar?

Si no tiene muy claro ahora mismo nada, le aconsejaría que, sin el dinero de sus padres, se fuera 6, 8 o 10 meses a visitar países. Y que trabajara o que buscara la forma de trabajar en cada lugar. Yo lo hice con 17 años y, cuando vuelves, pues lo haces con una percepción de la vida algo distinta.

Pero si ese joven no tiene muy claro qué hacer a medio plazo, pues de momento le recomiendo que se forme en habilidades directivas que tengan que ver con las habilidades humanas, no tanto con las tecnológicas. Tendrá que aprender tecnología, evidentemente, porque eso va a ser una commodity en el futuro inmediato.

“Recomiendo a los jóvenes formarse en habilidades humanas”

Vamos a aprender tecnología como aprendemos inglés. Yo cuando era joven el inglés no era algo que estuviese en mi día a día. Mi hijo ha asumido el inglés, es un idioma que está presente en muchas cosas de la vida. Esto también nos sucederá en el ámbito tecnológico. Dentro de unos años, los críos crecerán con una tecnología aprendida casi por ósmosis.

Eso les permitirá gastar el tiempo en aprender otras cosas, que seguramente tienen que ver con el área humanística. Yo les aconsejaría eso: que afronten el reto de leer poesía y mucha filosofía para poder explicarle a los robots con los que van a tener que trabajar en el futuro inmediato cómo somos los humanos.

CTA
Share on telegram
Share on facebook
Share on twitter

No te pierdas nada

Informarte que al dejarnos tu email estás consintiendo expresamente a que EDEM Escuela de empresarios te envíe correos con información sobre el mundo formativo y del emprendimiento (noticias, consejos, formaciones, etc.), así como de los eventos que se realicen en Marina de Empresas. Puedes ejercitar tus derechos a través de dpo@edem.es. También puede reclamar a la Agencia Española de Protección de Datos (www.aepd.es). Para más información sobre el tratamiento y tus derechos accede aquí.